Integrar social y financieramente a hogares de bajos ingresos

Por Gonzalo Verdomar Weiss Director de Relaciones Institucionales de BBVA Banco Francés, y director de la Fundación Banco Francés

ARC RRC 06

 

Este año transitamos la cuarta edición del Programa Becas de Integración BBVA Banco Francés y por los resultados advertimos que este método de intervención puede ser un canal eficiente para crear ciudadanía, desde el fortalecimiento de los valores fundamentales del esfuerzo personal y del cumplimiento de los compromisos asumidos, como desde la generación de una dinámica nueva dentro de la misma familia del becado y de su relación con la escuela.

En esta cuarta edición el Programa ha otorgado y está administrando un total de 1170 becas, en 19 centros ubicados en 17 localidades en diversas provincias argentinas, a través de convenios con 16 distintas ONG’s.

En estas ediciones hemos logrado experiencia en celebrar alianzas con empresas como fue el caso de Bodegas Casa Montes en 2008, y también con individuos para que se conviertan en donantes para becar a nuevos alumnos. Tal fue el caso del capítulo de voluntariado de 2009 en el Banco en donde el 20 por ciento de la alta gerencia del Banco becó de sus recursos personales a un total de 26 nuevos alumnos en diversas localidades del país.

Advertimos que será natural desarrollar nuevas alianzas con más empresas e individuos que identifiquen afinidad con los objetivos, la filosofía y la manera de administración del Programa de Becas.

Mecanismos de este tipo se muestran como óptimos para beneficiar a los hogares con ingresos económicos muy bajos y para fortalecer lo que constituye la ciudadanía en la sociedad, que son los valores fundamentales y la capacidad de celebrar alianzas entre las personas.

Por eso le encomendamos al licenciado Daniel Arroyo, ex viceministro de Desarrollo Social de la Nación y ex ministro de Desarrollo Social y Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, que realizara junto con su equipo de investigadores un informe sobre los programas de becas existentes en la Argentina y que hayan sido creados por empresas privadas y ONG’s.

El informe identificó al menos trece programas de relevancia, que evidencia un enorme esfuerzo desde las empresas y las ONGs. Pero también muestra claramente el escaso perímetro del conjunto. El total de becados de estos diez programas no supera los 11 mil alumnos, sobre una población de estudiantes secundarios de aproximadamente 3,5 millones de jóvenes en todo el país.

Este informe resulta un verdadero aporte para aquellos que se orienten a diseñar un programa de becas. El mismo será presentado el próximo 18 de agosto, en el auditorio principal de la Cancillería Argentina, en Buenos Aires, en el ámbito de la reunión de la Cátedra Abierta de Responsabilidad Social y Ciudadana, en su Octavo Ciclo, que regularmente organiza el Foro Ecuménico Social.

El Programa

Como es conocido el Programa Becas de Integración del BBVA Banco Francés tiene por objetivo favorecer a culminar los estudios secundarios a alumnos de entre 12 y 19 años pertenecientes a familias de muy bajos ingresos económicos.

El Banco convierte al alumno becado en cliente a través del otorgamiento de una tarjeta de débito recargable. Todos los meses del año –12 cuotas de $220—el alumno becado podrá acceder al dinero de la beca sólo mediante el uso de los cajeros automáticos del Banco y con la atención y soporte del personal de la oficina comercial propia.

El inicio se da con la identificación de una ONG con vocación y voluntad de gestionar becas en su territorio. Luego, la ONG presenta al Banco candidatos para ser becados. Una vez que el Banco los acepta los mismos son convertidos en clientes y se les extiende la tarjeta de débito.

La ONG deberá brindar una tutoría profesional y cercana a cada becado. Los becados se comprometen a asistir a clase regularmente, lograr buenas calificaciones, tener buena conducta dentro y fuera del colegio, colaborar oportunamente con la ONG que los ayuda, asistir a la reunión quincenal grupal de tutoría y rendir sus gastos el último día hábil de cada mes. En caso de demora en la rendición de gastos el Banco no acredita las becas del mes hasta no contar con todas las rendiciones. En caso de incumplimiento, el Banco penaliza al becado con un mes de beca. Y en caso de reincidencia el alumno es retirado del Programa.

Los indicadores.

El Programa cuenta con una investigación de medición de impacto social. En 2010 esto significa relevamiento de resultados en dos momentos del año, con un total de 500 entrevistas de media hora cada una, a becarios, familiares, tutores y comunidad.

En 2009 sobre un total de 900 becados egresaron del nivel secundario un total de 109 alumnos. Desde ya es un indicador alentador y satisfactorio. Pero es aún más saber que de esos 109, 77 egresados manifestaron la intención de continuar estudiando en institutos y universidades.

Es un dato significativo valorar estos indicadores sabiendo que en diciembre de 2009, el promedio del ingreso familiar era de $1.300 en CABA y GBA, y de $1.000 en los centros de las provincias. En su mayoría son familias numerosas lo que significa una situación de necesidad extrema.

Otro indicador alentador en extremo es el de abandono del Programa. En la primera edición, en 2007, se entregaron 172 becas. Ese año el abandono fue del 5 por ciento, y en ninguno de los casos fue por incumplimiento de los compromisos asumidos.

En 2009, con 900 becas el abandono se redujo a un 2,2 por ciento del total. Como en la primera edición no hubo casos de incumplimiento significativos.

El comportamiento de estos indicadores expresa el adecuado funcionamiento del mecanismo del Programa.

 

Categoría: Balance social
Etiquetas: ,